Visita mi nuevo blog:

Visita mi nuevo blog:
Periodismo, Social Media, Herramientas, Actualidad...

jueves, 24 de octubre de 2013

El Gobierno de España y el PP reconocen de forma tácita que Catalunya se puede independizar

De forma tácita, el Gobierno de España y el PP reconocen mediante declaraciones que Catalunya se puede independizar.

Via catalana cap a la independència
Via catalana cap a la independència, en el Ebro.
Aquí tenemos algunas de las palabras que el presidente Rajoy pronunció este miércoles en la inauguración del Fórum del Mediterráneo celebrado en Barcelona:
En su discurso inaugural y sin referirse de forma explícita al debate existente sobre el futuro de Cataluña, el jefe del Ejecutivo ha advertido de que el mundo camina "irremisiblemente" hacia procesos de integración, que "lo moderno es la unión, no la disgregación" y que "el signo de los tiempos es la integración y no el aislamiento". (RTVE)
O sea, Rajoy admite que Catalunya se puede independizar, al margen de que, según afirme, sea para el aislamiento y la disgregación. En mi opinión, señor Rajoy, lo importante no es tanto la unión, como el respeto. Otra declaración reciente en la que sin darse cuenta un miembro del Ejecutivo español admite que Catalunya se puede independizar; en este caso el ministro Montoro en su intervención en la defensa de los Presupuestos Generales del Estado de 2014:
"Esto significa que si estamos en Europa y nuestro futuro es esa Europa no tiene ningún sentido que nadie salga de esa Europa, porque si alguien saliera estaría retrocediendo dramáticamente en su nivel de bienestar y se estaría perjudicando también al propio proyecto europeo. Ésa es la vía, no hay otra. Juntos podemos y debemos avanzar, juntos somos más capaces. Divididos, segregados, no saldríamos de la crisis y pondríamos en peligro al proyecto europeo", ha concluido el ministro. (Europa Press)
Al asumir que un territorio puede salir de la UE, reconoce el ministro de Hacienda que Catalunya puede separarse de España. Como ya avancé el año pasado, el argumento de la expulsión de la Unión se ha convertido en el gran gol del gobierno de España –su gran y único tanto y asidero-, no solo porque haya calado en la sociedad española y, menos que más, en la catalana, sino porque también lo ha hecho en los órganos de gobierno de la UE. ¿Si España hubiera ido de buenas desde el principio, alguien en Europa habría alzado la voz alertando de que Catalunya quedaría expulsada de la Unión? El debate ni se hubiera abierto...

En cuanto al nivel del bienestar, donde disminuiría sería en España. De hecho, hete aquí el motivo, el pavor por el que España no actúa como Inglaterra. Efectivamente, sin Catalunya, España tiene posibilidades de hundirse, a menos que la UE y los territorios ricos de esta –Catalunya será uno de ellos- continúen transfiriendo euros a España durante unos cuantos años. El argumento de España debería haber sido algo así desde el principio: “No se vayan, por favor, nunca más les acosaremos, nunca más les insultaremos, nunca más les ningunearemos. Admitimos, sin ambages, que sin Catalunya España no podrá seguir adelante. Les necesitamos nosotros a ustedes, mucho más que ustedes a nosotros”.

Para acabar, de nuevo capitostes del PP emplean la expulsión de la UE como argumento contra la independencia de Catalunya, consiguiendo así reconocer, otra vez, que la independencia es posible. En este caso, el diputado del PPC, Juan Millán.

Por favor, que nadie se rasgue las vestiduras con lo que he escrito antes sobre los insultos. Todos sabemos que, a día de hoy, se ha incrementado el lanzamiento de dardos en ambas direcciones, pero que desde siempre ha existido un cierto rechazo hacia lo catalán, como bien se explica en el vídeo ¡A mí me hablas en español! Y, ¡ojo!, que no hablo de todos los españoles, no pretendo absolutizar, aunque creo que sí en muchos casos. ¿Cómo, si no, se explica el bochornoso y vergonzoso episodio en el Congreso de los Diputados cuando el parlamentario Alfred Bosch pidió un minuto de silencio por el asesinato de Lluís Companys y las filas del PP se alborotaron? ¿O el comentario que refleja la siguiente imagen que censuré en esta entrada?  

Insultos contra Catalunya y los catalanes
Ahora, los insultos ya se cruzan en ambas direcciones, pero tela los de algunos, ¿no?

___________________________________________________________________________

Por si alguno de los presentes no lo recuerda, puede votar en la encuesta informal sobre el futuro de Catalunya que publiqué hace casi un año y que continúa abierta. También está en el lateral.

¡Ah, y podéis compartir, segurime en redes o inscribiros al blog mediante correo! Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario