Visita mi nuevo blog:

Visita mi nuevo blog:
Periodismo, Social Media, Herramientas, Actualidad...

miércoles, 3 de abril de 2013

Narcotráfico en México: morir por informar

El periodista Aitor Bengoa relata en el periódico La Marea del mes de abril que desde 2003 en México han muerto 73 periodistas por informar sobre el narcotráfico, y que debido a ello algunos medios de comunicación han anunciado que no cubrirán noticias vinculadas al tráfico de drogas. Lógico, pues ni el gobierno puede ni parece que haga nada por protegerles.


Ver mapa más grande

Bengoa explica, sin embargo, que iniciativas anónimas "suplen" a los medios y apuestan por abrir cuentas en redes sociales para explicar lo que ocurre en las calles. Es el caso –apunta el periodista- de la cuenta de Twitter y Facebook llamada Valor por Tamaulipas. Pero no les sale gratis. La mafia ha colgado carteles en los que se ofrecen recompensas de hasta 37 mil euros por saber quién o quienes administran las cuentas.

Justo cuando voy a publicar este post y a enlazar las cuentas de Valor por Tamaulipas, encuentro que la CNN México anunció este martes que los perfiles de Facebook y Twitter se han cerrado por las amenazas recibidas. Pese a que en facebook hay una cuenta abierta no queda claro si es la página original.



¿La guerra contra el narcotráfico ha fracasado?

La guerra contra el narcotráfico ha fracasado. Este es el mantra que una y otra vez repiten –nos repetimos- quienes están (estamos) a favor de la legalización, palabra que no significa barra libre en el comercio de estupefacientes, sino la regularización de la producción y de la venta al mayor y al detalle.

Una regularización a nivel mundial no creo que acabara con el narcotráfico; al igual que existe el contrabando de tabaco y de alcohol, me imagino que continuaría existiendo el comercio clandestino de otras drogas. Otra cosa es conocer cuánto disminuiría. Por lo menos, el consumidor dejaría de ser señalado y podría adquirir según qué productos con mayores garantías.

Antaño siempre achacaba a tres factores el rechazo a la legalización:
  1. Política y cultura conservadoras en cuanto a determinadas drogas en España. No así ante el tabaco, el café o el alcohol.
  2. Dificultad de legalizar si un país es el único en medio de una aplastante mayoría de estados que mantienen la ilegalidad de ciertas drogas.
  3. Enorme presión de las multinacionales farmacéuticas, sobre todo, contra la legalización de la mariguana.
Ahora añado los intereses de las mafias. Es probable que, ante envites en pro de la legalización, las mafias lucharan en contra (por el robo del pastel que les supondría, se entiende). Pero cabe la posibilidad de que no todas opusieran resistencia, ya que ellas mismas legalizarían su negocio.

Otra cosa también es predecir si descendería el nivel de criminalidad
tras una legalización a nivel planetaria. No lo sé, porque aunque la intuición nos dictara que sí, solo los datos empíricos lo demostrarían.

Que nadie se equivoque y lea más allá de lo que aquí afirmo. A las sabandijas mexicanas o de cualquier otro país hay que aplastarlas. Y estar a favor de la legalización no quiere decir que las drogas sean, ni mucho menos, inofensivas para la salud.

                                                                            ***

Si te gusta horizontefbt puedes:
  1. Suscribirte al blog introduciendo tu correo electrónico en la parte superior de la columna de la derecha, así recibirás en tu cuenta las actualizaciones.
  2. Compartir el post por redes sociales, o bien apretar directamente el botón de la plataforma que  hay debajo de cada post.
  3. Apretar el botón de “Me gusta” de la página de facebook de horizontefbt o seguirme en mi cuenta de twitter @felipeblasco
  4. Incluso puedes distribuir el post por correo electrónico entre tus contactos.
  5. Y naturalmente, estás invitado a opinar o comentar sobre lo que escribo.
De cualquiera de estas formas –y otras que se te ocurran- me ayudas a difundir el blog y los contenidos, así como a crecer y animarme para seguir adelante. ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario