Visita mi nuevo blog:

Visita mi nuevo blog:
Periodismo, Social Media, Herramientas, Actualidad...

martes, 26 de febrero de 2013

Jaque al Rey

La ciudadanía cuestiona como nunca a la monarquía española. Y no sin motivos. La guinda ha sido la imputación de su yerno, el duque de Palma, y las declaraciones de Diego Torres, según las cuales la Casa Real estaba al corriente de los tejemanejes de Urdangarín e incluso había colaborado para hallar algún patrocinador. Falta probarlo... Pero si hay guinda, hay pastel. Y en plena crisis y recortes. Empecemos por recordar la accidentada y oscura cacería de elefantes en Botsuana de hace unos pocos meses o el viaje a Rusia en 2006 para cazar osos. Pero hay más.

Hace poco, un excoronel del Ejército de Tierra aseguraba en el diario Público que el Rey había encubierto a Urdangarín en el caso Nóos. Además, soltó bombazos tales como que Juan Carlos promovió el golpe de Estado del 23-F (el de 1981, se entiende). Falta probarlo. Al hilo de esta información, el señor Anasagasti -todo hay que decirlo, íntimo del rey (¡)- explica que Sabino Fernández Campo, secretario general de la Casa Real en la época del 23-F, escribió unos recuerdos de aquel día: “Eso no estaba previsto”, afirmó su majestad aquella noche al oír los disparos en el Congreso a través del aparato de radio. ¿Se reescribirá la Historia? ¿Pasaremos del "Ni está ni se le espera" al "Eso no estaba previsto"?. Falta probarlo.

Aún hay más nata, por supuesto. El pasado mes de septiembre The New York Times publicó que el Rey amasaba una fortuna estimada en unos 1.800 millones de euros, pero que la cifra resultaba difícil de verificar debido a que su majestad está exento de revelar el patrimonio. Tinieblas, siempre tinieblas. En un intento de salvaguardar la imagen, la Casa del Rey difundió en 2011 en qué se gastaba la partida asignada por los presupuestos (8,4 millones, que para 2013 se han reducido a 7,93). Algunos medios afirman que el coste total de la monarquía a las arcas públicas asciende a 60 millones al año.

Y chocolate. La tarta también cuenta con chocolate, muy negro. Realmente, ¿con cuánto apoyo cuentan los reyes de España? Según un sondeo publicado por El Mundo, la imagen del monarca cayó 26,3 puntos en un año. “Si en enero del año pasado más de un 75% de la población hacía un balance bueno o muy bueno del reinado de Juan Carlos, este año ese porcentaje cae hasta el 50,1%”, explica eldiario.es. Pero, ya saben ustedes, España es poco amiga de referéndums…

¿Estamos ante los estertores de la monarquía española? ¿El juicio de Urdangarín se ha convertido en un proceso a la Corona? No hace mucho que eldiario.es publicó la noticia de que el Rey estaba dispuesto a sacrificar a su yerno –asumiendo un hipotético ingreso en prisión del duque- para salvar a la monarquía. De hecho, el rey fue el primero en condenar a Urdangarín, en el discurso de Navidad de 2011.

A la monarquía le pueden ocurrir tres cosas:
  1. Que todo continúe como hasta ahora y que, de aquí a un tiempo, Felipe VI ocupe el trono.
  2. Que arribe a España la Tercera República y el rey se vaya de rositas.
  3. Que la ley se aplique a todos por igual y que el Rey se convierta en ciudadano, con todos sus derechos, deberes y obligaciones. ¿Encubrió al yerno? ¿Colaboró? ¿Cuánto dinero ha amasado y cómo? ¿Estuvo implicado en el 23F? Transparencia, en fin.
¡Cómo han cambiado los tiempos! Hace menos de una década casi nadie abría la boca contra la Casa Real. Ahora somos muchos los valientes. La crisis y los recortes han ayudado a aumentar la indignación. Pero, ¡ojo!, porque quizás sea peor el remedio que la enfermedad.

                                                                            ***

Puedes suscribirte al blog introduciendo tu correo en la parte superior de la columna de la derecha.Y también puedes colaborar compartiendo el post en redes sociales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario