Visita mi nuevo blog:

Visita mi nuevo blog:
Periodismo, Social Media, Herramientas, Actualidad...

martes, 26 de marzo de 2013

Cometa Pan Starr... sin rastro

Hace unos días escribía sobre los jabalíes que viven en Collserola. Publiqué una fotografía de uno de estos animales que se me cruzó a pocos metros, bajo la torre de Collserola. Pues bien, como había anunciado en posts anteriores, develo aquí y ahora qué hacía por aquellos lares. No cazaba jabalíes, sino que aspiraba a “cazar” –sin conseguirlo- una instantánea del cometa Pan-Starr.


El día del jabalí no fue el único que subí a lo alto de Collserola para intentar contemplar el cometa. De hecho, lo he pretendido casi todos los ocasos desde el pasado día 10 de marzo –antes de que, oficialmente, se pudiera ver en el hemisferio norte- pero no lo he conseguido. Ha sido bastante frustrante. O bien la proximidad al sol o bien las finas nubes me han impedido discernirlo con claridad en el crepúsculo. O quizás brillaba tan poco que no lo distinguí. Aunque no he conseguido fotos propias, salpico este post con algunas colgadas por otras personas (junto a la torre de Collserola, enlace a facebook)

El Pan Starr, que antes ya se había visto en el hemisferio sur, fue descubierto en junio de 2011 desde el telescopio homónimo de Hawaii, de ahí su nombre. Para finales de año, la Tierra recibirá la visita del cometa ISON, que, según las previsiones, podría brillar mucho más que el Pan Starr. De cumplirse, el cuerpo celeste adquirirá tal fulgor –equiparable al de la luna- que se vería durante el día. Sin embargo, los astrofísicos afinarán las predicciones iniciales a medida que se acerque la fecha, ya que el calor del Sol podría desintegrar el astro viajero.


Como estuve tantos atardeceres y anocheceres a la caza del Pan Starr anoto algunos datos que había compilado sobre la composición, formación y origen de los cometas, pero dejo para mañana una curiosidad.

¿De qué está formadio un cometa?
  • El núcleo está compuesto, en gran medida, por hielo, gases fríos y agregados de roca y metal: “Una bola de nieve sucia”, tal y como los describió el astrónomo Fred Whipple. El tamaño del núcleo es pequeño; el del Halley mide 8 x 8 x16 Km, por ejemplo.
  • La coma o cabellera es la “atmósfera” de gas y polvo que rodea al núcleo cuando la radiación solar lo empieza a perforar. De media, el diámetro de la coma puede alcanzar los 100.000 kilómetros.
  • El vapor, polvo y otros gases que desprende el núcleo en sentido opuesto al Sol conforman la cola, que se acentúa conforme el cometa se acerca al perihelio (la mínima distancia al Sol). En el cielo, observando la cola podría parecer que el cometa se dirige al Sol, pero en realidad es el efecto del viento solar, que la empuja en dirección opuesta. La cola puede llegar a extenderse 100 millones de kilómetros en el espacio (la distancia media de la Tierra al Sol es de 150 millones de kilómetros).
Muchos cometas al aproximarse al Sol subliman enormes cantidades hielo, por lo que las colas que dibujan en el firmamento adquieren trazos espectaculares. Todo depende, sin embargo, de que gran parte del hielo se conserve antes de acercarse al Sol o de que el astro rey no desintegre el cometa antes de hacerlo visible al ojo humano. Pese a que la cola pueda extenderse millones de kilómetros en el espacio y albergar miríadas de partículas, dentro de ella continúa habiendo un vacío colosal. Un kilómetro cúbico de cola contiene menos materia que un milímetro cúbico de la atmósfera terrestre.

Cometa C/2011 L4 Panstarrs, desde Ciguñuela (Valladolid), el 13 de marzo de 2013 from fercapa on Vimeo.

El origen de los cometas

La gran mayoría de cometas proviene de la nube de Oort, una región en los confines del sistema solar. En el centro del sistema solar hallamos al Sol, después danzan en ordenada coreografía los ocho planetas, a continuación el cinturón de kuiper y, finalmente, la mencionada nube, cuyo nombre proviene del astrofísico holandés Jan Oort, que sugirió por vez primera su existencia.
  • El cinturón de Kuiper es una región más allá de la órbita de Neptuno formada por millones de planetoides y asteroides. Hay estimaciones que arrojan cifras de más de 10 millones de cuerpos de un tamaño superior a 10 kilómetros y más de 10.000 millones de objetos inferiores a un kilómetro. El planeta enano Plutón sería el primer integrante descubierto por el ser humano de este disco (ahora se conocen más de 800 cuerpos, algunos de características planetarias similares a Plutón, como Quaoar). Del cinturón de Kuiper -que ocupa el mismo plano orbital que los planetas-, se cree que proceden los cometas de periodos cortos, de entre 100 y 200 años.

  • Y, entonces, ¿qué es la nube de Oort? Es una nube compuesta por millones de cuerpos celestes que empieza, más o menos, cuando acaba el cinturón de Kuiper, justo donde el influjo gravitatorio solar se debilita y permite a los astros zafarse del plano orbital de los planetas, formando así una nube en lugar de un cinturón. Muchos cometas se originan aquí, incluidos Pan Starr e ISON. Pero hay otros tipos de astros, como Sedna, seguramente un planeta enano que pertenece a la nube. En la frontera externa de Oort, a un año luz o más de distancia, comenzaría el espacio interestelar, y dos años y medio luz después arribaríamos a la estrella más cercana a la Tierra tras el Sol, Próxima Centauri (a 4,2 años luz del sistema solar).

¿Por qué los cometas abandonan la nube de Oort o el cinturón de kuiper?


Leyendo a lo largo de los años, sobre todo en mi temprana juventud, he concluido que se barajan cuatro hipótesis:
  • Una, los diferentes cometas que hay en el cinturón o en la nube de tanto en cuanto colisionan o se aproximan entre ellos y desvían así sus trayectorias iniciales.
  • Dos, la acción gravitatoria de estrellas errantes interestelares provoca los cambios de rumbo en los cuerpos de la nube.
  • Tres, la acción gravitatoria de los gigantes gaseosos –Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno- perturba las órbitas de los objetos interiores del cinturón.
  • Y cuatro, el sistema solar además de revolucionar en torno al centro de la galaxia, asciende y desciende –como un muelle- respecto al plano ecuatorial de la Vía Láctea. A su paso por el ecuador, la mayor cantidad de astros y materia –y por ende de fuerza gravitacional- empujaría a miles de estos objetos fuera de sus órbitas estables; algunos hacia el centro del sistema solar, y otros hacia el medio interestelar.
El Sol, los planetas, el cinturón y la nube de Oort no son más que los hijos de la nube protoplanetaria de la que nació el sistema solar. Es posible que desde una estrella lejana contemplen aún una nube de polvo que envuelve nuestra estrella.

Consulta para acabar lo que se publica en twitter sobre el cometa Pan-starrs:




                                                                         ***

Como siempre, recuerda que si te gusta horizontefbt puedes:
  1. Suscribirte al blog introduciendo tu correo electrónico en la parte superior de la columna de la derecha, así recibirás en tu cuenta las actualizaciones.
  2. Compartir el post por redes sociales, o bien apretar directamente el botón de la plataforma que  hay debajo de cada post.
  3. Apretar el botón de “Me gusta” de la página de facebook de horizontefbt o seguirme en mi cuenta de twitter @felipeblasco
  4. Incluso puedes distribuir el post por correo electrónico entre tus contactos.
  5. Y naturalmente, estás invitado a opinar o comentar sobre lo que escribo.
De cualquiera de estas formas –y otras que se te ocurran- me ayudas a difundir el blog y los contenidos, así como a crecer y animarme para seguir adelante. ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario